El mejor momento del día

Para un perro, el momento del paseo es mucho más importante que hacer sólo sus necesidades, de hecho, para ellos es el más importante después de la alegría que supone la llegada del humano a casa. Es el momento que tienen ellos para sociabilizar, para olfatear nuevos olores, para hacer ejercicio y al mismo tiempo para relajarse. Y observando la mayoría de personas que tienen perro, nos damos cuenta de los errores que cometemos. En primer lugar, tienes que ser consciente de que es un momento para tu perro, por lo tanto, le tienes que dejar que marque él el ritmo, no le tires de la correa si lo ves interesado ​​en oler algo o en saludar a un compañero perro, déjale su tiempo, es su momento. También es importante variar las zonas por donde haces el paseo, a ellos como a nosotros les gusta descubrir nuevos amigos y nuevos olores.

No nos podemos olvidar de la seguridad, le tienes que llevar bien atado, preferiblemente con un arnés, ya que de esta manera él podrá oler mucho mejor y es más agradable para ellos. Si pertenece a alguna raza PPP (Perro Potencialmente Peligroso) o sabes que tu perro puede ser reactivo con algún estímulo en concreto, no te olvides de sacarlo con el bozal, es obligatorio.

Es cierto que las situaciones de cada uno pueden ser complicadas y no tenemos el tiempo que desearíamos para dar un paseo largo los días laborables, tal vez sólo tenemos cinco minutos para que hagan sus necesidades, pero piensa que para él seguramente será el único momento del día para salir de casa, así que intenta estirar un poco ese paseo, levántate diez minutos antes y él te lo agradecerá de la manera que sólo ellos saben cómo hacer.